Hoy en tu cocina

Típicos y de temporada

Dos recetas muy típicas como alimento propio de la Semana Santa. Anímate a elaborarlas en casa y agrégales tu sazón.


jueves, 21 de marzo de 2013


Pescado envuelto en huevo .
Tortas de pescado .

PESCADO ENVUELTO EN HUEVO

Rinde para un plato

Ingredientes:

4 onzas de pescado seco (mero de preferencia).

2 cucharadas de garbanzos cocidos.

2 cucharadas de papa en cubos pequeños, cocida.

Un huevo.

Una cucharada de harina.

Aceite para freír.

Para la salsa

3 tomates grandes y rojos.

2 dientes de ajo.

Una cucharada de cebolla picada.

Una cucharada de aceite.

Sal y pimienta.

Procedimiento: Pon el pescado en agua desde un día antes para quitarle el exceso de sal. Separa la clara y la yema, bate la clara hasta que esté a punto de nieve y añade la yema. Escurre bien el pescado, rebózalo en la harina, remójalo en el huevo batido y pon a freir por ambos lados en abundante aceite caliente, hasta que esté cocido. Aparte, sofríe los vegetales de la salsa, lícualos, cuela la preparación y ponla al fuego hasta que hierva; agrega el garbanzo, la papa y el pescado envuelto en huevo. Deja cocinar por tres minutos más y sirve.


TORTA DE PESCADO

Rinde para cinco personas

Ingredientes:

Un pescado seco de tres libras.

1 1/2 libra de harina de maíz.

3 tomates.

2 cebollas.

2 chiles verdes.

Una cucharadita de comino.

Una cucharadita de pimienta negra.

6 huevos.

1/2 repollo pequeño (opcional).

Una taza de aceite.

6 ajos.

Achiote.

Sal y pimienta negra al gusto.

Procedimiento: Pon el pescado seco en remojo por ocho horas, retírale el agua y descámalo; corta cinco porciones de carne de pescado, prefiriendo los trozos más gruesos. Cada uno será una torta. El resto (la cabeza, el espinazo y trozos de carne pequeños) cuécelo en agua junto un tomate, una cebolla, un chile verde y cuatro dientes de ajo. Sazona con sal, comino y pimienta negra.

Cuando ya tengas un caldo, retira los huesos, licúa el resto, pásalo por el colador y reserva. Este caldo será la base para la sopa. Licúa los tomates, el chile verde y los dientes de ajo restantes con dos tazas de agua para obtener una salsa; agrégala a la harina de maíz y obtendrás una masa. Puedes agregar achiote para un mejor color.

Aparte bate los huevos por unos seis minutos y agrégalos a la masa, de forma que logres una pasta homogénea, y añade una cucharada de aceite caliente. Cada trozo de pescado sumérgelo en esta pasta, a fin de que quede totalmente cubierto y fríelo en abundante aceite caliente por ambos lados. Cuando ya esté dorado, sácalo y reserva. Vuelve a poner al fuego el caldo de pescado ya colado, integra el repollo cortado en trozos, y deja hervir por 10 minutos; si lo deseas, disuelve un poco de la masa de maíz sobrante e intégrala al caldo para que espese un poco. Agrega las tortas de pescado cuando el caldo esté hirviendo, deja un momento al fuego y verifica la sazón. Sirve de inmediato en platos soperos.


Utilizamos cookies propias y de terceros para optimizar el rendimiento, mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que acepta el uso de cookies. Más información.